Sanguijuela que afecta a seres humanos


Sanguijuela que afecta a seres humanos fue descubierta por el INS en el año 1997

Desde 1997 investigadores del INS reportaron su existencia. Es la única en su género así como especie en el Perú y en Sudamérica
Se descubrió la sanguijuela Tyrannobdella rex, primera especie en el Perú y en Sudamérica, que afecta a los seres humanos y de algunos animales para succionar sangre, informó el Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud.
Gracias al reporte de su existencia realizado por la bióloga del INS, María Beltrán Fabián, en el año 1997, se realizaron estudios moleculares y de ADN, cuyos análisis filogenéticos confirmaron el nuevo género y especie de la sanguijuela se encuentran ahora en el Gen Bank de los Estados Unidos.
La Dra. Anna J. Phillips, el Dr. Mark E. Siddall, junto a otros científicos del Museo de Historia Natural de Estados Unidos y la Blga. María Beltrán del INS del Perú, el mes pasado, redescribieron y publicaron en el revista PLoS ONE la existencia de la nueva especie Tyrannobdella rex, “sanguijuela reina tirana” del Perú.
Sobre el tema, María Beltrán Fabián, indicó cuando desarrolló el reporte, la clasificó morfológicamente como Hirudo medicinalis, sin embargo por tener una única mandíbula, con una fila de 8 dientes grandes y los genitales extremadamente pequeños, los investigadores del Museo de Historia Natural de Estados Unidos la denominaron Tyrannobdella rex.
El espécimen de la nueva sanguijuela ha sido depositado en el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el otro en el Instituto Nacional de Salud. A nivel de otros países, a la fecha se encontró en sólo México, África, Medio Oriente, India, Taiwán y ahora en el Perú.
Es importante resaltar que los dos primeros casos peruanos de la nueva sanguijuela, fueron obtenidos de un niño en la localidad Zapatero, distrito Coñumbuqui, provincia de Lamas del departamento de San Martín. Y el otro, de un niño de la ciudad de Yochegua distrito San Francisco del departamento de Ayacucho.
Ambos niños tuvieron problemas respiratorios y asfixia. El primer caso, el niño de 6 años (San Martín), la sanguijuela midió 2.5 centímetros de longitud; y el segundo caso del niño de 1.5 años de Ayacucho, midió 6 centímetros, quien además tuvo agotamiento y dolor.
Beltrán explicó que estas sanguijuelas son hematófagas, del grupo de hirudiniasis, de la familia Praobdellidae, viven en zonas tropicales y subtropicales ó zonas donde hay vegetación, manantiales de agua o charcos, donde hay humedad, el hombre se infecta accidentalmente.

Daños a la salud

Según los investigadores del Instituto Nacional de Salud, las mencionadas sanguijuelas afectan la salud produciendo traumatismo en el sitio de la mordedura, a su vez la invasión de la herida por microorganismos patógenos que pueden producir inflamación de la mucosa, así como el absceso submucoso; en infestaciones severas puede aparecer anemia y/o edemas en las áreas afectadas.
Sin embargo, si se localiza en las fosas nasales, se  puede observar fluido sanguinolento u ocasionar cefalea persistente, si se localiza en las cuerdas bucales produce expectoración densa y sanguinolenta, dolor en el pecho, disnea con cianosis, ronquera e incluso afonía.
En caso de localizarse en la laringe, tráquea, puede producir sofocación  hasta ocasionar la muerte. Reportes realizados por otros investigadores han detectado en el aparato reproductor, simulando hemorragia.

Prevención

Recomendaron limitar el acceso a los manantiales, lugares donde el ambiente húmedo, vegetación o beber agua no segura podrían estar las formas infectantes de la sanguijuela. En caso de los viajeros por zonas infestadas deben usar botas y pantalones con tela tupida blusas o camisas mangas largas,  también, es recomendable el uso de repelentes.

Diagnóstico

Es importante tener en cuenta la sintomatología y previo al hallazgo de las sanguijuelas en las mucosas nasales, genitales, faringe (hirudiniasis interna o externa), dependiendo de la localización, se facilita el desprendimiento adicionando a las heridas gotas de salmuera, vinagre, alcohol o acercando una vela encendida al cuerpo del gusano.
La extracción de la sanguijuela puede ser con ayuda de una pinza, tratando de extraerlo completo y evitar que se quede la mandíbula y de origen a la formación de úlceras. Una vez extraídos lavarlos con solución salina 0.85% y luego fijarlos en alcohol 70% para su conservación e identificación del parásito y llevarlos a laboratorios especializados para su identificación.

Vía: http://www.ins.gob.pe/ – Instituto Nacional de Salud –

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: