Robert Edwards, Premio Nobel de Medicina por el desarrollo de la fecundación in vitro

robert_edwards

A pesar de la oposición y de las incesantes presiones de la Iglesia Católica, Robert Edwards recibe el Premio Nobel de Medicina 2010 por el desarrollo de la fecundación in vitro

Madrid, 06 oct. 10. AmecoPress.- El británico Robert Edwards ha sido galardonado con el premio Nobel de Medicina “por el desarrollo de terapia para la fertilización in vitro” que han revolucionado el tratamiento de la infertilidad humana, según ha anunciado la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska.

Ayer mismo, tras conocerse el fallo del jurado, la Iglesia Católica expresaba su “perplejidad moral” por el reconocimiento a la labor del investigador.

Desde el Instituto indicaron que Edwards no se encuentra bien de salud en estos momentos, por lo que no han podido hablar con él directamente, pero que su esposa les ha trasmitido que está “encantado” con la concesión del premio.

Además, destacaron que “sus contribuciones representan un hito en el desarrollo de la medicina moderna”. Sin embargo, la rueda de prensa ha estado marcada en gran medida por la polémica generada por la filtración del nombre de Edwards como galardonado, publicado por el diario sueco ’Svenska Dagbladet’.

Edwards (Manchester, 1925) completó en 1968 en colaboración con Patrick Steptoe un experimento con el que consiguieron fertilizar óvulos humanos fuera del cuerpo de la mujer, una técnica que facilitó el nacimiento del primer ’niño probeta’ el 25 de julio de 1978.

El método hoy en día está generalizado y supone una vía segura para superar la infertilidad que ha permitido a millones de parejas tener hijos.

En total, se calcula que hay más de cuatro millones de niños y niñas nacidas gracias a la fecundación in vitro, ya que se estima que aproximadamente el 10 por ciento de las parejas sufren infertilidad.

Steptoe falleció en 1988, dos décadas después del nacimiento del primer niño fruto de sus investigaciones, y su colega, Edwards, ha logrado el reconocimiento por el trabajo de ambos a través de la concesión del Premio de Investigación Médica Albert Lasker en 2001 y ahora el Premio Nobel de 2010.

La doctora Anna Veiga, pionera de la fecundación in vitro en España, ha calificado de “una excelente noticia la concesión de este galardón para la gente que hemos trabajado en este terreno”.

“Edwards merece el Nobel porque dedicó muchos años a la investigación sobre la fertilidad antes de materializar la técnica de fecundación in vitro”, añade especialista en biología de la reproducción del Instituto Dexeus que señala que Edwards no es solo el padre de la fecundación in vitro, sino también “de todas las técnicas de fertilidad posteriores”.

Louise Joy Brown nacía el 25 de julio de 1978 rodeada de polémica

Los trabajos de este biólogo hicieron posible el histórico nacimiento de la primera “bebé probeta”, Louise Joy Brown , el 25 de julio de 1978. El nacimiento de Louise estuvo rodeado en su época de polémica, por tratarse del primer caso de fecundación in vitro.

Junto a su colega Patrick Steptoe, que murió en 1988, tuvo que enfrentarse a la tremenda oposición de la Iglesia, el Gobierno y los medios de comunicación, así como al escepticismo de otros científicos de la época. A lo largo de los años, Edwards logró vencer todas estas resistencias sociales, sin embargo, hoy en día sigue coleando la polémica.

Para Anna Veiga “hubiera estado bien que el galardón le llegara antes” ya que Robert Edwards, nacido en 1925, sufre una patología degenerativa. “No está en su mejor momento, espero que pueda darse cuenta de lo que esto supone porque se lo merece”.

La doctora Veiga es una de las responsables del nacimiento de la primera niña probeta en nuestro país en 1984. Explica que en aquellos años “teníamos el camino más abierto cuando empezamos a trabajar en los 80. Aunque era algo muy nuevo y el mayor problema era el gran desconocimiento social”.

Veiga, miembro del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, recuerda que tuvieron que enfrentarse a “algunos grupos que ahora también se oponen a la investigación con embriones”, algo que “no nos impidió trabajar”.

Asimismo la especialista en fertilidad reconoce que la mayor dificultad a la que tuvieron que enfrentarse fue “el esfuerzo para hacer entender a la sociedad aquello en lo que estabamos trabajando”.

En todo el mundo hay unos cinco millones de ’niños probeta’ y en España se estima que el 3% de los nacimientos se deben a estas técnicas de reproducción asistidas, lo que le coloca en el tercer país en Europa con más tratamientos de fertilidad, según el registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), sólo por detrás de Francia y de Alemania.

La investigadora apunta que los retos en las técnicas de fecundación asistida se enfocan a que “las parejas que tengan problemas para concebir puedan tener un niño sano de la forma menos invasiva y traumática posible” y señala que uno de los mayores problemas es tratar de reducir la “tasa de embarazos múltiples, que es excesiva y que pueden conllevar riesgos”.

El Nobel de Medicina, dotado con 10 millones de coronas suecas (más de 1 millón de euros), es el primero del año en ser publicado. A partir de este lunes se publicarán en días consecutivos los premios de Economía, Física, Química, Literatura y de la Paz.

Fuente:

http://www.amecopress.net/spip.php?article5027

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: